fundacion casa medina sidonia
 
 
  La Fundación   Galería de imágenes   Historia   Archivo   Hospedería   Actividades   Contacto  
 
 
     
  Historia  
     
   Biografía de doña Isabel    Obra escrita      Páginas web    Palacio de los Guzmán    Escudo de armas
 

 

   
fundacion casa medina sidonia palacio guzmanes sanlucar barramedafundacion casa medina sidonia palacio guzmanes sanlucar barrameda

Escudo de armas del linaje Pérez de Guzmán

En las “Ilustraciones de la Casa de Niebla” escrito en 1551, que escribe Barrantes Maldonado (1510-1575) sobre la casa Medina Sidonia, son varias las menciones que hacen sobre el origen de sus armas, la más extendida es aquella en la que habla de un caballero hermano del duque de Bretaña, llegó junto con algunas compañías de soldados para ponerse al servicio del Rey Ramiro I de León (842-850) para luchar contra los moros. “Aquellos primeros Guzmanes traían por armas un escudo azul con dos calderas xaqueladas de amarillo y colorado, y en las asas unas cabezas de sierpes con una orla blanca á la redonda del escudo con armiños negros, que son propias del duque de Bretaña”.

       Según Maldonado, este caballero cuando entraba en batalla tal era su valor y destreza con las armas que los soldados exclamaban y gritaban “mira el gut man”, que quiere decir en lengua alemana “buen hombre”, y desde entonces los soldados se referían a él como Gutman, vocablo que con el tiempo derivó en Guzmán.

 
 

       Pedro de Medina (1493-1567), en su “Crónica sobre los duques de Medina Sidonia” escrita en 1561, menciona el mismo origen bretón que señala Barrantes Maldonado sobre éste primer Guzmán llegado para luchar contra los moros, que por el linaje del que procedía, valentía, nobleza, fue casado con una de las hijas del Rey don Ramiro.

       De las armas que este primer Guzmán traía escribe que era “un escudo azul con dos calderas jaqueladas de amarillo y colorado, con unas cabezas de sierpe en las asas con una orla blanca a la redonda del escudo, con armiños negros, que son las armas de los duques de Bretaña. Y estas armas trujeron siempre todos los Guzmanes hasta que fueron ayuntadas a éstas, las armas reales de Castilla y León que son castillos y leones, cuando don Juan Alonso Pérez de Guzmán segundo deste nombre, casó con doña Juana de Castilla, sobrina de Enrique II. El cual dicho Rey don Enrique dio en dote y casamiento con la dicha doña Juana al dicho don Juan Alonso de Guzmán, el condado de Niebla, por servicios grandes prestados que á la Corona Real de Castilla hizo, como adelante se declaran; y de entonces hasta hoy, los señores de la Casa de Guzmán tienen juntamente con sus armas antiguas.
Sin embargo, estas fuentes hay que mirarlas con prudencia y desde la distancia, ya que se encuentran escritas sin seguir ningún tipo de rigor histórico y científico, ya que por lo general, tienden a tapar o borrar los aspectos mas comprometedores, realzando aquellos otros que ennoblecen la historia genealógica del linaje.

       Las armas del linaje Pérez de Guzmán se muestran sobre campo de azur y dispuestas en palo, dos calderas dispuestas en palo jaqueladas en oro y gules con dos fajas en plata gringoladas con serpientes en sinople en sus asas. Era frecuente entre los linajes de la alta nobleza rodear el escudo con una bordura de castillos y leones que proclaman que su poseedor desciende de algún Rey de Castilla. En éste caso, este hecho se produjo en 1367, cuando don Juan Alonso Pérez de Guzmán, IV señor de Sanlúcar de Barrameda, se casó con doña Juana de Castilla, sobrina de Enrique II. El campo se encuentra timbrado por una corona ducal decorada por cinco florones.

       Sobre la corona nos podemos encontrar a Guzmán “el Bueno” en actitud desafiante, lanzando un cuchillo desde el castillo de Tarifa. Otro elemento que nos podemos encontrar son las columnas de Hércules con la inscripción "Non Plus Ultra" sosteniendo el escudo. También puede llevar una divisa en su parte superior, detrás del castillo de Tarifa, una cinta alada con la leyenda "Praefere Patriam Liberis Parentem Decet" (Conviene anteponer la patria a la familia). Al pie del escudo, pero fuera de él, es frecuente encontrarnos un dragón en sinople, que se identifica con el mito de Guzmán "el Bueno" y la sierpe, a don Alonso fue en busca de este animal para matarlo ya que se dedicaba a asustar y asesinar a los viajeros en el camino hacia Fez. Rodeando todo el conjunto, pueden aparecer dos collares, el de la Orden del Toisón de Oro y el de la Orden del Espíritu Santo.

 
 
fundacion casa medina sidonia